jueves, 29 de diciembre de 2011

“Conmigo lo hicisteis”…

Señor… ¿Cuándo te vimos con hambre y te alimentamos?... «Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis hermanos más humildes, Conmigo lo hicisteis». Mateo 25,31-46


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria  y serán reunidas ante él todas las naciones.
         Él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras.
        Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.
        Entonces dirá el Rey a los de su derecha:
        «Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.
        Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui inmigrante y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme».
        Entonces los justos le contestarán:
        «Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos inmigrante y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte
        Y el rey les dirá:
        «Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis hermanos más humildes, Conmigo lo hicisteis». Mateo 25,31-46
`

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Denles "ustedes" de comer...

"Denles ustedes de comer"... Lc 9, 11-17
 Al caer la tarde, se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron:
—Despide a la multitud, para que vaya a buscar alojamiento y comida en los campos y pueblos cercanos, pues donde estamos no hay nada.
Jesús les dijo: —Denles ustedes de comer —.
Ellos le respondieron: —No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a menos que vayamos a comprar comida para toda esta gente —objetaron ellos, porque había allí unos cinco mil hombres.
Pero Jesús dijo a sus discípulos: “Hagan que se sienten en grupos como de cincuenta cada uno”. Así lo hicieron los discípulos, y se sentaron todos. Entonces Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, y mirando al cielo, los bendijo. Luego los partió y se los dio a los discípulos para que se los repartieran a la gente. Todos comieron hasta quedar satisfechos, y de los pedazos que sobraron se recogieron doce canastas.  (Lucas 9:11-17)