domingo, 29 de abril de 2012

Yo Soy el Buen Pastor...

Tres sacerdotes católicos se hundieron con el Titanic orando con los pasajeros y confesándolos

“En aquel tiempo, dijo Jesús: «Yo Soy el Buen Pastor. El Buen Pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas». (Juan, 10,11-18)

A cien años del hundimiento del Titanic, son muchas las historias que salen a flote como la de los tres sacerdotes que por distintos motivos se encontraban a bordo del barco la noche de su hundimiento y ayudaron heroicamente a muchos pasajeros a subirse a los botes salvavidas y, en los momentos finales, acompañaron con los sacramentos y la oración a las víctimas del desastre. (EWTN/ACI Prensa)... Observa la historia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada